Facebook Twitter Google +1     Admin

CARTOGRAFÍA SEGÚN PTOLOMEO La extraña forma que tenía España en el siglo XV

La extraña forma que tenía España en el siglo XVEl mapa de la península ibérica de 1490. (Arxiu Nacional Catalunya)
  Comparte en Facebook   Comparte en Twitter 
  2
MARTÍ PAOLA
21/11/2017 00:05 | Actualizado a 21/11/2017 03:10

Claudio Ptolemeo (Egipto 85 - Alejandría 165) fue un astrónomo, matemático y geógrafo clásico que tuvo la habilidad de trazar la cartografía de las diferentes regiones de Europa sin la complicidad de los grandes recursos tecnológicos de la actualidad, solo con la ayuda de sus cálculos matemáticos y observaciones astrológicas. Su trabajo perduró durante siglos y llegó hasta finales de la Edad Media prácticamente sin alterarse demasiado.

Hoy, comparando sus mapas con los nuestros, podríamos decir que los trabajos del egipcio poco se asemejan a las formas que estamos acostumbrados a ver. En estos 600 años, ni la apariencia de los continentes ni la de sus regiones han evolucionado excesivamente, sino que lo han hecho las herramientas y los conocimientos para plasmarlos sobre un lienzo.

Un mapa histórico

En el momento de la publicación de este mapa, en 1498, las latitudes y longitudes de Ptolomeo -algo alteradas- aún se conservaban prácticamente intactas, por lo que se puede apreciar una distorsión de la realidad en las zonas menos pobladas de la península Ibérica, mientras que la costa mediterránea aparece con algo más de exactitud, aunque algo sobredimensionada. 

Durante muchos siglos la cartografía de Ptolomeo fue de gran utilidad para las diferentes expediciones marítimas. Tanto es así que pudo haber influido en la navegación de Cristóbal Colón cuando se aventuró en su expedición indiana. “La concepción geocéntrica del autor original de la cartografía influyó en gran manera en el almirante, hasta el punto de hacerle creer que aquello que descubrió era su objetivo inicial, las Indias”, explica el responsable de acción cultural del Arxiu Nacional de Catalunya, Francesc Olivé. 

La evolución de la cartografía

A medida que avanzaron los siglos, diferentes autores que basaron sus trabajos ilustrativos en los mapas clásicos fueron introduciendo significativas mejoras que acabarían por modificar por completo, en los años posteriores, la fisonomía de nuestros países; hasta lograr una aproximación muy aceptable de lo que es la realidad. De hecho, pocos años después de la publicación de este mapa, hubo un punto de inflexión en cuanto a la concepción de los trazados, mejorando significativamente a partir de entonces.

Pero si hay algo que Ptolomeo plasmó con mejor precisión fueron los topónimos grecorromanos que durante siglos representaron en las cartografías a los pueblos, villas y ciudades de España, incluso en las mismas puertas del Renacimiento. Así, podemos observar en la presente ilistración nombres como Barcino (Barcelona), Betulo (Badalona), Rhoda (Roses), Cadira (Cádiz)...

El documento es un mapa impreso incunable de gran formato que pertenece a la colección recopilada de Albert Barella, que permanece en el Arxiu Nacional de Catalunya de Sant Cugat del Vallés. 

ANALIZANDO LA PENÍNSULA IBERICA
Temas relacionados    
 
21/11/2017 08:59 ppp #. Cultura

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris